miércoles, 5 de septiembre de 2007

Con una botnet se pueden ganar miles de dólares

José Nazario es una especie de "cazafantasmas": investiga y persigue a las siempre cambiantes redes de ordenadores "zombie" que se esconden en la inmensidad del ciberespacio. Se infiltra en ellas, localiza a los delincuentes que las controlan y los entrega a la policía.

-¿De dónde le vino esta afición?

-Soy bioquímico, especializado en enzimas y sus relaciones en sistemas muy complejos, pero me aburría. Usaba ordenadores para mis cálculos y empecé a fijarme en las redes informáticas. En el 2000 creé una teoría sobre las redes de ordenadores "zombie", a las que llamé "botnets" (redes de robots).

-¿Casi que dio la idea a los criminales?

-No. En 1999 ya había gente creando pequeñas redes. Pensé: imagina que hacen esto contra máquinas Windows, qué pasaría.

-¿Cómo se caza al dueño de una "botnet"?

-A veces me hago pasar por una de las máquinas "zombie". Estudio el código malicioso que le dice dónde debe conectarse para recibir órdenes, normalmente un canal de chat, y voy yo en lugar de la máquina. Cuando estás dentro, dices: "Hola" y suelen sorprenderse mucho.

-¿Se presenta como José Nazario?

-No. Simulo ser un adolescente.

-¿Adolescente?

-La mayoría lo son, también los que controlan redes grandes. Como mucho tienen veintitantos años o, una minoría, cuarenta.

-¿Para qué usan estas redes?

-Principalmente para mandar correo basura, les da mucho dinero. También para bombardear sistemas, robar información bancaria, diseminar programas espía...

-¿Es cierto que cada día se crean mil nuevas "botnets"?

-Sí. Muchas son pequeñas. Con un virus que infecte diez ordenadores ya tienes una red y hay millones de máquinas infectadas en el mundo. Es como una pirámide: en la base tienes mucha gente con redes pequeñas de cientos de máquinas. 3.000 sería la media. En lo alto hay equipos de cuatro o cinco personas por red, trabajando a jornada completa.

-¿Lo llamaría crimen organizado?

-No creo que aquí esté la mafia, pero no puedo asegurarlo. Más bien son criminales organizados.

-¿Cuánto dinero ganan?

-Los de arriba, miles de dólares al día.

-¿Cuál es la "botnet" más grande que ha visto?

-Dos: Team USA, que debe tener unas 80.000 máquinas, y Peruvian Power, de unos argentinos, con 75.000.

-¿Para qué las usan?

-Para ataques de Denegación Distribuida de Servicio.

-¿Se hace dinero con eso?

-Mucho.

-¿Bombardeando a alguien y extorsionándole para que cese el ataque?

-Sí. Y también cobrando por tirar las redes de la competencia.

-Hace poco Estonia sufrió un duro bombardeo.

-Es un caso interesante porque fue muy grande y muy largo. Es el mayor realizado contra un país por razones políticas.

-Dicen que venía de Rusia.

-No sé quién estaba detrás realmente, pero es un indicador de lo que puede haber en el futuro.

-¿Ciberguerra?

-Sí. Estamos entrando en la ciberguerra.

-¿Cuál fue la primera "botnet" que cazó?

-Se llamaba Shaft, en el 2000. Entraban en sistemas e instalaban un programa para controlar las máquinas. Tenían cientos. Para ellos es algo grande, se sienten poderosos.

-¿Y la más interesante?

-La mayoría son muy aburridas. Hay un grupo francés, al que he seguido algunas veces, que son realmente vagos. Otro chico, en Italia, no pone atención, sólo está por el dinero.

-¡Vaya!

-Uno de los más interesantes, al que le estoy ahora detrás, tiene una "botnet" por P2P, que es lo más nuevo. Peruvian Power también son realmente buenos, hablé con uno de ellos pero no pude hacer más. Otro buen equipo está en Estados Unidos. También hay un par en Rusia. Me gustaría saber quiénes son, no sólo para llevarles a prisión sino para saber quién es esa gente tan inteligente.

-¿Ha cogido alguna vez a alguien que tenga una "botnet" por P2P?

-Encontrar la red, sí, pero atraparles, no. Es muy difícil porque el P2P es descentralizado, además se mueven mucho y rápido, usan también la web, cifrado...

-¿Qué podemos hacer para saber si nuestro ordenador es un "zombie"?

-Cuando se han metido en tu máquina, es muy difícil. Francamente, no sé qué podemos hacer con esto.

-¿Las leyes pueden ayudar?

-El problema no es hacer más leyes sino encontrar a esa gente. En un año, en Estados Unidos, atrapamos a unos 20. Alguno nos cuesta un año de investigación.

-¿Y cuántos hay?

-¿Miles?