lunes, 5 de noviembre de 2007

Diez conexiones por persona en 2010

Así lo vaticinan dos ejecutivos de Nortel. El próximo paso es la hiperconectividad, aseguran

Datos del mercado revelan que, en 2010, cada persona tendrá diez dispositivos conectados a Internet. Este fenómeno obliga a las empresas a construir nuevas redes y aplicaciones para responder a la creciente demanda de banda ancha.

Es evidente que los equipos de comunicaciones adquieren día a día mayor velocidad en su conexión a Internet. Asimismo, también se incrementan diariamente los tipos de dispositivos que se conectan, ya no se trata sólo de computadoras, PDA, iPods y teléfonos celulares, sino que también cámaras de video, sensores, identificadores por radio frecuencia (RFID), automóviles, equipos médicos, aparatos domésticos, maquinaria industrial y hasta los sistemas de irrigación de campos. A ello se suman nuevas empresas y aplicaciones de consumidores que se agregan, diariamente, a la Red. Todo esto provocará que la banda ancha deba multiplicarse y que las compañías de comunicaciones deban invertir constantemente para actualizar o desplegar nuevas redes y aplicaciones.

Las etapas del sector

El mercado de telecomunicaciones ha atravesado diferentes ciclos. Al comienzo de la década del 90 las empresas querían darles conectividad a sus empleados, y los proveedores estaban abocados a ver cuáles eran las diferentes soluciones o tecnologías para responder a esta demanda. "Por aquel entonces, de cada diez empleados sólo uno estaba conectado al exterior a través de correo electrónico", recuerda Roberto Ricossa, director de marketing para el Caribe y Latinoamérica de Nortel, compañía que provee equipos y soluciones para empresas y operadores de telecomunicaciones.

En la etapa siguiente, las compañías pedían a sus proveedores que todos sus empleados estén conectados al exterior. "En este momento, los fabricantes nos focalizamos en desarrollar dispositivos que tenían más puertos, más conectividad. Buscábamos brindar soluciones para que todas las personas estuvieran conectadas físicamente", dice Ricossa.

Finalmente, llegamos a la etapa actual, donde las redes deben ser inteligentes. "Hoy, la Red no sólo debe tener tráfico activo si no también inteligencia, para que el tráfico se pueda manejar y administrar", señala el ejecutivo de Nortel. Según él, en este momento es cuando comienza a revertirse la relación entre personas y conexiones que se daba en un inicio. "Ya estamos viendo que una sola persona tiene más de una conexión. Cada vez más usuarios se conectan con la PC del trabajo, con su computadora hogareña y con sus PDA y celulares. Por eso hablamos de una nueva tendencia en la industria: la hiperconectividad."

Este nuevo concepto Nortel lo define como el estado en el cual el número de dispositivos, nodos y aplicaciones que están vinculadas con la Red exceden ampliamente el número de personas conectadas. "Este fenómeno ya está ocurriendo y se espera que en 2010 cada persona tenga alrededor de diez dispositivos conectados", asegura Ricossa.

Como consecuencia de este fenómeno, Ricardo Casal, presidente de Nortel Argentina, Paraguay y Uruguay, asegura: "Todos estos cambios requerirán de un movimiento rápido por parte de las empresas, quienes deben pensar ya mismo cómo construir o adaptar sus redes a las nuevas tecnologías y aplicaciones que serán requeridas".

Lo cierto es que cuando la hiperconectividad se masifique, la verdadera banda ancha estará disponible en cualquier momento y lugar, independientemente del medio. Sobre este punto Ricossa vaticina: "Si se analiza el mercado de datos, la penetración de la banda ancha en la región se incrementará de 2,6%, en 2006, a 8,2%, en 2012, lo cual provocará que la hiperconectividad sea una realidad en muy poco tiempo".

Aunque Casal asegura que en líneas generales las empresas locales están invirtiendo en los valores razonables y acompañando esta necesidad, destaca: "La infraestructura actual sirve, pero hay que seguir ampliándola. Además, vamos a necesitar de nuevas redes, con lo cual va a haber una nueva ola de inversiones, tanto por parte de las compañías como de los carriers de tecnología". Eventos

Cintia Perazo

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/tecnologia/nota.asp?nota_id=958801