viernes, 2 de noviembre de 2007

Internet: falta conciencia sobre el riesgo de contactarse con extraños

No hay conciencia en los chicos ni en los padres de los riesgos del uso "no responsable" de las nuevas tecnologías. Esta certeza es la conclusión de una flamante investigación sobre un vínculo cada vez más vigente: chicos y tecnología.

"Cuando los padres y los hijos piensan en el riesgo lo hacen desde dos lógicas distintas porque tienen un vínculo cualitativamente diferente con la tecnología. Para los padres es algo adquirido y para los chicos algo interiorizado", explica Ximena Díaz Alarcón, una de las directoras de Trendsity, la consultora que hizo el estudio a pedido de las asociaciones civiles Chicos.net, que trabaja para favorecer el acceso a las nuevas tecnologías de niños y jóvenes, y ECPAT International, dedicada a la promoción de los derechos de los niños.

El objetivo de la investigación llamada "Chicos y tecnología: ¿Una interacción sin riesgos?" fue establecer el grado de vulnerabilidad frente a la violencia de chicos y adolescentes entre 9 y 18 años, de clase media y baja en el área de Capital y el Gran Buenos Aires.

Para Díaz Alarcón, estos riesgos son tanto virtuales como reales. "Desde la violencia simbólica en general, que incluye que los chicos tengan acceso a materiales que todavía no están en condiciones de procesar -la pornografía, por ejemplo- hasta el abuso concreto y real, como puede ser la pedofilia, cuando las cosas llegan a tal nivel de descuido que se produce el encuentro con un desco nocido".

Esta es una de las claves: el desconocido. "No hables con extraños" es la frase que los padres graban en sus hijos desde siempre. Pero cuando el consejo se aplica a las nuevas tecnologías el contenido que unos y otros le dan es muy diferente.

"Lo que los padres no tienen en cuenta cuando dicen 'No hables con desconocidos por el chat' es que para los chicos no es un extraño alguien con quien ya chatearon dos veces. Y un conocido de un conocido tampoco es un extraño", dice Díaz Alarcón.

Y agrega: "Los riesgos virtuales también son reales porque pueden dañar la subjetividad de los chicos. Para que haya un abuso no es necesario el contacto físico. Un chateo con webcam implica que una persona entra en tu mundo y vos en el de él. Y si hay un pedido y un envío de fotos desnudo, por ejemplo, esta experiencia no es algo que un chico pueda eliminar como elimina un archivo".

Los chicos no lo consideran así. "¿Qué pasa si un desconocido te empieza a molestar?", les preguntaron durante la investigación. "Lo elimino del chat", fue la respuesta más frecuente.

"Pero de la misma forma no pueden eliminar de la mente el daño que esto les puede haber causado -insiste la investigadora-. Y esto es algo que, por falta de conocimiento de la herramienta, muchos padres no consideran: que el chateo con desconocidos puede implicar un riesgo si los chicos no tienen criterios instalados para protegerse. Lo que no quiere decir que la salida sea que los adultos tengan que volverse expertos en tecnología sino que deberán trasmitir criterios, de vida no tecnológicos, para que sus hijos no se expongan a situaciones peligrosas".

Los resultados de este estudio se presentarán hoy en el Ministerio de Educación, en la jornada "Hacia una interacción responsable de los niños, niñas y jóvenes con las nuevas tecnologías" que organiza el Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, Educ.ar y Chicos.net.

Fuente: http://www.identidadrobada.com/site/nota.php?idNota=116