jueves, 27 de agosto de 2009

Respuesta de Microsoft a las rebajas de la Play 3

Reducirá el valor de la Xbox 360 en un nuevo capítulo de la guerra de precios en el mercado de las consolas. Sony había recortado el precio de su equipo, además de presentar una versión más económica llamada PlayStation Slim

Microsoft reducirá el precio de la Xbox 360 Elite a u$s299,99, apenas días después de que Sony recortara el de la PlayStation 3 a u$s299.

El pasado 19 de agosto Sony presentó una versión de la PlayStation 3, más pequeña y ligera, con menor consumo y más barata que la anterior.

A partir del 1º de septiembre, se podrá comprar la nueva consola de Sony, llamada Slim y dotada de un disco duro de 120 GB.

La Xbox Arcade más básica seguirá costando u$s199,99, y Microsoft irá haciendo desaparecer progresivamente su consola de gama media Pro, de la que dejará dos modelos. La Pro se venderá a u$s249,99 hasta acabar el stock.

El recorte del precio en todo el mundo será efectivo desde el viernes.

La Xbox es la consola número dos en los EEUU, detrás de la Wii de Nintendo, que se vende por u$s249. Sin embargo, las ventas de la Xbox han mostrado fortaleza este año, con un crecimiento del 17% en los EEUU, la única en terreno positivo.

El portavoz de Microsoft David Dennis dijo que el recorte del precio llevaba estudiándose algún tiempo, y no era en respuesta a la iniciativa de Sony, que se anunció la semana pasada en la feria de videojuegos Gamescom en Colonia, Alemania.

En su lugar, dijo que la compañía esperaba que la reducción de precio atrajera a nuevos compradores y ayudara a simplificar la mezcla de productos para fabricantes, proveedores y clientes.

"Hace la decisión del consumidor mucho más fácil", dijo. "O les importa realmente el precio y gravitan en torno a la Arcade o quieren la experiencia completa de la Xbox 360", añadió.

Revistas de la industria del juego como Activision Blizzard clamaban desde hace tiempo por recortes en el precio de las consolas, que ayudaría a impulsar las ventas de software.

Ahora han visto cumplido su deseo, aunque la industria sigue enzarzada en una caída de meses de duración por la falta de novedades relevantes y una recesión que ha reducido el gasto del consumidor.

Fuente: Reuters y EFE