miércoles, 19 de agosto de 2009

Apple reconoció problemas "aislados" tras la explosión de un iPod y un iPhone

La empresa finalmente dio una respuesta a la Comisión Europea tras sendos accidentes de usuarios en Francia y Gran Bretaña. “No hay un problema generalizado”, aseguró

La empresa envió su respuesta a las preguntas que el Ejecutivo comunitario planteó tanto a la multinacional como a las autoridades nacionales de los dos países para aclarar estos casos, explicó en rueda de prensa la portavoz comunitaria de Protección de los Consumidores, Helen Kearns.

"La Comisión Europea se toma la política de seguridad de los consumidores de manera muy seria", subrayó la portavoz.

Por ello, decidió recabar información sobre estos incidentes que, según añadió, la empresa continúa investigando.

El último incidente ocurrió la semana pasada en Francia, donde un adolescente sufrió una leve herida en un ojo tras la explosión de su teléfono móvil iPhone, que sujetaba en la mano a unos 30 centímetros de su cara, según informaron los medios locales.

El teléfono comenzó a crepitar, la pantalla de vidrio se cuarteó y explotó, arrojando pequeños fragmentos que se incrustaron en la cara del chico, de 18 años, que requirió atención médica.

"Apple ha acudido a nosotros (...) y lo que nos han dicho es que consideran que son incidentes aislados. No consideran haya un problema generalizado", dijo Kearns en una rueda de prensa.

"Están intentando dar más información sobre los detalles específicos de estos incidentes (publicados en los medios) y harán las pruebas que sean necesarias para investigar las posibles causas", añadió.

Apple no hizo comentarios sobre las observaciones de la comisión.

Pero un portavoz de Apple Europa dijo: "Somos conscientes de estas informaciones (de los medios) y estamos esperando recibir los iPhone de los clientes. Hasta que tengamos todos los detalles, no tenemos nada más que añadir".

Fuente: EFE y Reuters