lunes, 22 de octubre de 2007

Ahora hackean los mails de los encuestadores para difundir sondeos "truchos"

Los mismos encuestadores que sufrieron amenazas de muerte en los últimos días son blanco de nuevas "operaciones". Les capturan las casillas de correos y desde allí se difunden sondeos de opinión con datos falsos. Preocupación por el enrarecimiento del clima electoral

Las víctimas de estas nuevas maniobras fueron, al menos, los responsables de las encuestadoras Analogías, Analía Del Franco, y del Centro de Estudios de Opinión Pública, Roberto Bacman.

En ambos casos, los principales denominadores comunes de esas maniobras es que se informa que la candidata oficialista Cristina Fernández de Kirchner no alcanza el umbral mínimo requerido para no ir a segunda vuelta (el 40%) y que el postulante peronista Alberto Rodríguez Saá está en segundo lugar.


Los dos encuestadores, junto con Ricardo Rouvier, fueron los que recibieron amenazas de muerte, hecho que fue denunciado por el propio presidente de la Nación, Néstor Kirchner, en una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno. Al respecto, Bacman precisó en diálogo con C5N que el mail desde el cual se produjo la operación fue el de "infoceop, que existe en CEOP, pero es una casilla residual que usamos para recibir, no para emitir".

"Esa es la misma casilla en la que recibimos las amenazas de muerte y es la que figura en la web", manifestó el prestigioso especialista en encuestas de opinión. Además insitió: "Desmiento estos números, yo no tengo encuestas nuevas. Las últimas encuestas fueron del viernes. No creo que haya ballottage".

En tanto, durante el fin de semana, otra encuesta que circuló por las redacciones de los medios de comunicación fue un sondeo atribuido a la "Embajada de los Estados Unidos" con la misma característica y que también resultó ser falso.

Tanto las amenazas de muerte y la difusión de encuestas falsas se producen en momentos en que se enrarece seriamente el clima electoral. El hecho más dramático y más conmocionante fue el asesinato salvaje de tres policías en un predio del Ministerio de Seguridad bonaerense el viernes pasado.