sábado, 27 de octubre de 2007

Se avecina una revolución en contenidos de Internet

La competencia entre los principales portales para adquirir empresas de publicidad y extender sus redes de ventas deja en evidencia que el negocio está cambiando.

Atrás quedaron los días en los que se intentaba atraer y conservar a los visitantes de los portales -la forma en que han funcionado los canales de televisión- creando sitios con todo lo que la gente podía necesitar para trabajar, divertirse o encontrar compañía.

En momentos en que la gente acude más a los blogs, a sitios de red social y a otras fuentes de medios generados por los usuarios, empresas como Google, Yahoo, Microsoft y Time Warner -a través de AOL-, han invertido más de u$s10.000 millones de manera colectiva este año para comprar empresas y tecnologías que les ayuden a ampliar sus redes de anuncios publicitarios en línea.

Por ello, en vez de dedicarse únicamente en ser portales para sus consumidores, las empresas principales están creando sitios para publicistas, que buscan cada vez más comprar anuncios de manera centralizada y colocarlos donde va la gente.

Las redes se encargan de colocar los anuncios en sitios más pequeños.

"No nos interesa desarrollar los portales del pasado", señaló Ron Grant, presidente y director operativo de AOL. "Los consumidores están encontrando lo que buscan en sitios cada vez más fragmentados. Necesitamos encontrar una vía para que los anunciantes aprovechen esa fragmentación", agregó.

Este cambio es importante para que las principales empresas se apoderen de un porcentaje importante de los dólares dedicados al mercadeo y que podrían llegar a Internet a expensas de la televisión y de los medios impresos.

Para los consumidores, este avance significa una mayor libertad y una erosión más grande de los obstáculos artificiales creados para impedir que los visitantes se vayan de los sitios de Internet.

De acuerdo con la empresa comScore Media Metrix, que mide la audiencia en Estados Unidos de las cuatro grandes firmas de Internet, éstas crecieron en el último año.

Sin embargo, el promedio de tiempo que pasaron en Yahoo y en AOL disminuyó un 10%, mientras que en los servicios de MSN-Windows Live de Microsoft sufrieron una disminución del 8 por ciento.

En otras palabras, estos sitios están atrayendo a más gente, pero la están reteniendo por menos tiempo debido a que los usuarios encuentran lo que necesitan en otros lugares.

Google fue la excepción al obtener un incremento del 57% en tiempo total invertido en sus servicios, aunque la empresa reconoció que "ninguna propiedad individual podrá contar con todos los productos y servicios" que algún usuario podría desear, señaló Tim Armstrong, el director de ventas de publicidad de Norteamérica de Google.

"Internet está siendo construida y expandida (más rápidamente) que cualquier otra propiedad en la Internet. Las empresas en el espacio de la Internet están cambiando sus modelos de negocio para tener modelos que son impulsados por el consumidor, no por la propiedad", agregó Armstrong.

Esto sin decir que los principales destinos de Internet están cediendo sus propios sitios.

En algunos casos, las grandes empresas han comprado sitios muy populares. Google invirtió aproximadamente u$s1.760 millones en noviembre para absorber el sitio líder de videos compartidos YouTube y también es dueña del servicio de bitácoras personalizada Blogger. Yahoo, por su parte, adquirió el sitio donde se comparten fotografías Flickr.

También hay innovaciones. AOL renovó su sitio de búsqueda de videos en agosto, mientras que Yahoo actualizó recientemente su motor de búsqueda para tratar de hacerlo más atractivo e intentar recuperar a los clientes que lo abandonaron cuando descubrieron Google.

"Todavía todos los sitios quieren convertirse en la página de arranque de los usuarios, siempre va a haber una competencia por ello. Pero ahora deben pensar más allá de eso. Los consumidores no sólo se van a quedar con su producto", señaló Nick Ryhan, director ejecutivo de la firma de investigación de mercados Dynamic Locig.

Google, Yahoo y AOL aún recaudan la mayor parte de sus ingresos por publicidad a través de los sitios que les pertenecen y operan. (Microsoft no ofreció un balance de cifras sobre este tema en sus documentos ante las autoridades regulatorias). Google y Yahoo incluso informaron un crecimiento relativo durante el segundo trimestre del año.

Fuente: infobae.com.ar