lunes, 22 de octubre de 2007

Presente y futuro de la banda ancha en la Argentina

Entrevista con Andrés Sciarrotta para entender la evolución de las tecnologías ADSL, cable, WiMax y 3G.

Nuestro país asiste hoy a una guerra no declarada de precios entre los principales proveedores de banda ancha: por un lado, las telefónicas con ADSL y por el otro, el Grupo Clarín con el cablemódem. Ahora asoman nuevos protagonistas asociados a la banda ancha inalámbrica, como es el caso del WiMax, que avanza de la mano de Telmex y Nextel, y también de la banda ancha móvil, como sucede con las tecnologías 3G. Para analizar este mercado expansivo y cambiante, LA NACION entrevistó a Andrés Sciarrotta, analista de la consultora global Frost & Sullivan.

-¿En qué momento está la Argentina respecto del desarrollo de la banda ancha?

-La Argentina es uno de los países más avanzados de la región, pero Chile tiene una penetración más alta en el segmento Hogares. En cuanto a penetración en términos de porcentaje, y no de número de suscriptores, porque si no serían siempre Brasil y México los líderes, encontramos primero a Chile, después está la Argentina y luego siguen Venezuela y Colombia. Algunos países ya tuvieron el boom de penetración de banda ancha entre el 2005 y el 2006, como Chile y Venezuela. En la Argentina empezó en el 2006.

-¿Qué rol juega la concentración en manos de pocos jugadores?

-El mercado es muy reducido en el nivel nacional a partir de la fusión de Prima con Fibertel y Cablevisión, después están Telefónica y Telecom, que tienen el ADSL para ellos. Y por último, los proveedores de última milla que subalquilan el tendido de ADSL. No son muchos los competidores en la Argentina, son tres los grandes y se disputan entre sí gran parte del mercado; la guerra de precios es entre ellos. Telmex por un tema de legislación no puede ofrecer aquí ADSL porque está dividido entre Telefónica y Telecom, de manera que hizo lo mismo que en Chile y su estrategia es subir al mercado por medio de WiMax.

-¿Podría modificar este escenario la banda ancha sin cables como alternativa?

-La mayoría de la gente todavía no sabe qué es WiMax. El precio de esta tecnología no es tan competitivo frente a otros. Hoy el foco de Telmex es puramente corporativo. En Chile, Telmex logró cubrir el 97% del territorio con WiMax y allí ya están ofreciendo al mercado residencial y el corporativo. Acá lo que hizo fue comprar Ertach, ex Millicom Argentina, que ya tenía una cobertura nacional bastante grande. Otro caso bastante particular es lo que era Velocom, donde ahora entra a jugar Nextel. En la Argentina falta un año o dos para que empiece a haber un volumen importante de clientes corporativos en tecnología WiMax.

-¿Cómo analiza la evolución de 3G?

-En 2008, se hará un poco más masivo porque todos los operadores van a terminar de lanzar el 3G, aunque en el corto plazo no va a ser muy importante para las ganancias de las empresas. En cuatro o cinco años puede llegar a representar un mercado interesante para la telefonía móvil. Pero por el momento tecnologías como 3G implican tener un equipo caro, donde se cotiza por encima de los 350 dólares. El mercado objetivo para esta tecnología es muy limitado por ahora.

Rafael Bini

Fuente: Diario La Nacion. Suplemento Tecnologia.